Además de lanzarme a pedalear, tengo otro remedio infalible antiestrés: viajar solo. No es cuestión de ser un sociópata o no tener nadie con qué hacerlo, sino una forma de hacer terapia.

Con los amigos disfruto de lo lindo recorriendo Mallorca, haciendo escapadas recurrentes a Madrid, Barcelona, Menorca, Ibiza, Valencia, etc. Pero cuando la cabeza me pide un respiro, nada como abrir Google Maps y buscar un destino apetecible donde desconectar unos días evadiéndome de todo (y de todos).

No es algo que vaya con mi personalidad porque sí. Desde siempre los Robert Ribes hemos ido a la nuestra desde que éramos pequeños, y a medida que he ido teniendo independencia, más apetecible me resultaba la idea de “desaparecer” sin más y volver un lunes al trabajo, a la familia como si nada hubiera pasado.

Es mediante esta técnica de la escapada express (casi nunca planifico mis vacaciones), como he conseguido un pasaporte bien repleto de lugares en los que he aprendido y disfrutado mucho más yendo solo que si lo hubiese hecho acompañado, ¿cuáles son mis favoritos?

El "fin del mundo" es el primer lugar recurrente de Francesc para viajar solo

Los mejores destinos con el sello “Francesc Robert” para viajar solo

Argentina

He puesto el país porque todo él lo merece, pero lo hacía pensando concretamente en Ushuaia, en Tierra del Fuego.

Concretamente a Argentina he tenido la suerte de ir en dos ocasiones: una con amigos donde visité lugares tan recomendables e imprescindibles como el Perito Moreno o Iguazú, y una segunda, totalmente solo donde acabé en Ushuaia.

Y es que una ciudad que se hace llamar el fin del mundo (realmente como la ciudad más austral del planeta podemos considerarlo), rodeado de enormes extensiones de bosque, lagos de infarto y frente a las costas que nos llevan a la Antártida, realmente te hace sentir en paz como pocos lugares pueden conseguirlo.

La calma que ofrece y la sensación de lugar remoto es lo que busca Francesc R. Ribes para desconectar

Andorra

Y del fin del mundo al corazón de los Pirineos. Puede sonar “poco ambicioso” que del impresionante conjunto de islas, islotes y penínsulas que rodean el canal de Beagle pasemos al familiar, cercano y acogedor país intrapirenaico.

Pero todo un país que se refugia entre montañas, donde el silencio es la norma y donde el ocio reside en la relajación, ¿cómo no iba a ser perfecta cura para el estrés y para desconectar de todo?

Además Andorra merece una visita de por sí, sumado a que mucho mejor si en vez de atravesar el Atlántico durante 18 horas, nos podemos plantar en los Pirineos en apenas 3, algo que hago muy a menudo.

Andorra es uno de los paraísos cercanos que busca Francesc Robert Ribes

Perú

A Perú hay que sumarle varios factores: el primero de ellos la mística de encontrarte en Cuzco a las 6 de la mañana y alcanzar el Machu Picchu 4 horas después sintiéndote de otro mundo y lleno de paz.

El segundo en que, a pesar de encontrarnos en un lugar relativamente remoto, no son poco los aventureros y mochileros que lo toman como sitio de peregrinación, por lo que jamás te faltará alguna historia o compañía para esos momentos en los que necesitamos sociabilizar.

Perú es uno de los lujos mochileros que se permite Francesc R. Ribes cada vez que tiene ocasión

República Checa

Me debatía en incluir en este ranking lugares más en la línea de cuando piensas en la soledad: templos milenarios como los del Tibet, la Japón más tradicional, paseos en camello por el Sáhara… Pero como el blog es personal, me decantaré por un lugar donde me lo pasé extremadamente bien acudiendo solo.

El magnetismo de Praga y su actividad frenética es la principal razón, pero el balneario de Karlovy Vary, recorrer los Sudetes en bicicleta, improvisar un viaje organizado a Kutná Hora (rompiendo mi filosofía de participar de estos tipo de excursiones), por supuesto la cerveza de Pilsen y esos intentos de Brno por ser una ciudad a la vanguardia bien merecen unos días de desconexión en base a no parar en ningún momento.

Balnearios, monumentalidad y un pueblo acogedor entre montañas: Karlovy Vary lo tienen todo para Francesc

Islas Canarias

Y termino con un capricho personal y una reivindicación muy necesaria. Por ser objetivo no puedo meter a mis Baleares en un post sobre viajar. Además, la creciente masificación turística hace cada vez más imposible que te sientas “solo” en una isla como Ibiza a menos que la visites un frío miércoles de febrero.

Por ello, reivindico como lugar mágico y perfecto para desestresarnos las Islas Canarias: tan cercanas y a la par tan lejanas. Un paraíso que lo es aún más si nos alejamos del circuito tradicional Tenerife – Las Palmas y nos acercamos al Hierro, Gomera, Fuerteventura o la cada vez más reconocida Lanzarote.

Las Islas Canarias es uno de los lugares más recomendados por Francesc Robert R.

Soy Francesc Robert Ribes: economista, entregado a seguir aprendiendo y enamorado de los pedales y las nuevas emociones. En este blog podrás conocerme y descubrir que hay vida más allá de los treinta. ¡Bienvenidos!
Los mejores lugares del mundo para viajar solo
5 (100%) 2 votes
¡Sígueme!